domingo, 31 de mayo de 2009

"Fui profesor de Guaraní del Papa Juan Pablo II"


Leoncio Alderete (45) cuando era estudiante del Seminario fue designado para enseñarle guaraní al Papa Juan Pablo II y para atajarle el micrófono durante su homilía en Caacupé. Actualmente, se desempeña como juez de Paz en Altos (titular) y en San Bernardino (suplente). Además, ejerce la docencia.
Estudiaba Teología en el Seminario Mayor cuando el Pontífice visitó nuestro país. Fue elegido por su superior, junto con quince compañeros, para ayudar más de cerca en los preparativos de la misa que el Papa realizaría en la Villa Serrana.
Sus inicios como seminarista se dieron luego de tener relacionamiento con el Obispado de Caacupé. Ingresó en 1981, estuvo internado por seis años. “Descubrí que no era mi vocación, pero gracias a Dios pude terminar desde afuera”, confesó.
Siguió el último año de Teología paralelamente con el primero de Derecho “fue muy difícil porque en ese momento falleció mi padre y tuve que enfrentar esa pérdida además de la nueva vida”, declaró.
Añadió que optó por una vida donde sea más útil como persona y ser auténtico antes de fingir.

Profesor del Vicario de Cristo
Alderete afirmó que fue una experiencia maravillosa haber sido elegido para ayudar al Santo Padre “cuando nos estábamos preparando se acercó el Cardinal –número dos del Papado de Roma- y me pidió que le enseñe guaraní. Me llevó junto al Papa, tuve que repasar con él su homilía”, manifestó.
Según el entrevistado, lo que más costó al Sumo Pontífice fue la frase “Che Koraso pytete guive” “En lugar de decir pytete decía pitete”, recordó.
Declaró también que después de que el Papa dejó Caacupé recién sintió lo que hizo en ese momento. “quizás mucha gente quería estar cerca de él, pero me tocó a mí”, expuso.

De Seminarista a juez de Paz y otros cargos
Cuando decidió terminar Teología empezó la carrera de Derecho.
En la década del 90’ ejerció el Periodismo; trabajó en prensa escrita, en los periódicos Hoy, El Día y posteriormente Popular en el área de Política, fue autodidacta en Periodismo y asesor de prensa de la Municipalidad de Lambaré y de Villa Elisa.
“Renuncié al periodismo para ser juez”, dijo.
Actualmente es juez de Paz en Altos y San Bernardino.
También ejerce la docencia en el área de Sociales en la institución Mariscal López, de la Cordillera, a los alumnos del Bachillerato. En el colegio Saturio Ríos de San Lorenzo enseña Ciencias Políticas en Formación Docente.

Momentos difíciles
El juez tuvo momentos de mucha alegría como así también de inmensa tristeza. “En nuestra profesión siempre hay momentos difíciles que debemos pasar”, acotó.
Cuando debía condenar a alguien, se enfrentaba a la incomprensión de las personas debido a que ellas siempre querían salir victoriosas, sin pensar en las víctimas. Tal es así que constantemente recibía amenazas de muerte “Recibía cartas, mensajes por teléfono amenazándome”, expresó.
El momento más difícil para el juez fue cuando personas extrañas quemaron su casa justo en un momento muy doloroso. “Ocurrió un Jueves Santo (1998) a la madrugada. En el momento en que enterrábamos a mi madre recibí un mensaje vía beeper que mi casa se quemó totalmente. Me constituí en el lugar y encontré todo quemado: mis ropas, las ropas de mis hijos, la cama, el ropero. Nos quedamos solamente con las ropas que teníamos en ese momento”, apuntó indignado.
El magistrado señaló que hubo coincidencias entre las personas que incendiaron su hogar y una a quien juzgó y se encontraba prófuga en ese momento.
“Felizmente se le capturó al señor pero después de enviarme varias cartas amenazándome”, enfatizó.

Infancia feliz
Leoncio vivió una niñez feliz, recuerda que cuando sus padres iban al pueblo de San José a vender, sus hermanos (once) y él esperaban algún regalo. Para ganarle a todos, cruzó el alambre y se hizo una herida de 20 cm.
Otra anécdota: estando sus padres ausentes, quedó en compañía de su hermana mayor con quien peleó. Al correr, lo atropelló un perro, cayó y se rompió el brazo izquierdo “Siempre hay travesuras”, dijo.

Perfil
Nombre: Leoncio Alderete Gayoso
Fecha de Nacimiento: 13 de enero de 1964
Lugar: San José de los Arroyos
Estado Civil: casado
Esposa: Bernarda Balbuena
Hijos: María Liz y Fernando Manuel
Un libro: Manual de Ciencias Políticas de Miquele Caminal
Títulos y Cargos:
• Licenciado en Teología
• Abogado
• Escribano Público
• Profesor secundario
• Docente universitario
• Realizó varios cursos de Seminario y Periodismo.
Un sueño: que mis hijos sean profesionales, con responsabilidad. Es mi gran sueño como padre.

No hay comentarios: