martes, 16 de junio de 2009

"Y no quedó ninguno"


Hoy quiero compartir un análisis sobre una buena obra de misterio que acabo de leer...

ARGUMENTO:
Diez personas son invitadas, mediante cartas, a una mansión en una isla misteriosa por el Sr. Owen, a quien nadie conoce.
Cuando todos llegan, se cierran los accesos a la casa y una voz misteriosa acusa a cada uno de un crimen (dando datos exactos como el nombre de la víctima) que la Ley no descubrió y por el que deberán pagar.
Poco después muere una de las personas. Para aumentar la tensión y el nerviosismo descubren en una mesa unas figuras de porcelana que representa a los diez negritos de una canción infantil.
Uno de los personajes toma las riendas del asunto exponiendo al resto las posibilidades que hay en cuanto a la identidad del asesino, llegando a la conclusión de que debe ser uno de ellos.
A partir de ese momento, todos sospechan de todos y los habitantes son asesinados según la rima de la canción:
Diez negritos se fueron a cenar.
Uno de ellos se asfixió y quedaron
Nueve.
Nueve negritos trasnocharon mucho.
Uno de ellos no se pudo despertar y quedaron
Ocho.
Ocho negritos viajaron por el Devon.
Uno de ellos se escapó y quedaron
Siete.
Siete negritos cortaron leña con un hacha.
Uno se cortó en dos y quedaron
Seis.
Seis negritos jugaron con una avispa.
A uno de ellos le picó y quedaron
Cinco.
Cinco negritos estudiaron derecho.
Uno de ellos se doctoró y quedaron
Cuatro.
Cuatro negritos fueron a nadar.
Uno de ellos se ahogó y quedaron
Tres.
Tres negritos se pasearon por el Zoológico.
Un oso les atacó y quedaron
Dos.
Dos negritos se sentaron a tomar el sol.
Uno de ellos se quemó y quedó nada más que
Uno.
Un negrito se encontraba solo.
Y se ahorcó y no quedó...
¡Ninguno!

Tiempo después, las personas que llegan a la isla son incapaces de comprender lo ocurrido, quién ha matado a quién.
El asesino, muy astuto y presumido, envía un mensaje en una botella donde explica lo que ha hecho, cómo y por qué, y todo concuerda, no deja cabos sueltos ni en motivos, ni en hechos.

CRÍTICA:
Ágatha Christie es considerada la escritora de misterio más famosa del mundo. Sus libros han vendido más de un billón de copias en inglés y otro billón en más de 45 idiomas. Sus ventas la superan únicamente la Biblia y Shakespeare.
Ágatha escribió 79 novelas y colecciones de historias cortas. También escribió más de una docena de obras teatrales.

Entre sus obras se destaca "Y no quedó ninguno", novela inspirada en la conocida canción de cuna Diez negritos. Tuvo gran éxito y aceptación. Una novela de misterio analizada minuciosamente, diez asesinatos en una isla que refleja la rima de la canción.
Un asesino que ha decidido castigar a ciertos individuos por faltas cometidas que escapan de la Ley. No dispone de otros medios para su plan que el de juntarse con sus invitados.
En el manuscrito enviado por el homicida se esclareció el misterio. Todo fue calculado minuciosamente, refleja la creatividad de la autora quien ha ganado un gran lugar en el género de misterio.

HERMENÉUTICA:
Para Ágatha Christie un viaje le puede inspirar mayormente para darle vida a grandes personajes. Esta vez, con "Y no quedó ninguno", demostró el pensamiento de un asesino. Lo hábil que puede llegar a ser para llevar a cabo su cometido.
El hombre se infiltró en la isla fingiendo ser un invitado más. Además, se convirtió en suicida. Todo para saciar el placer de matar. No personas inocentes, sino aquellas que cometieron algún delito, pero a falta de pruebas, la Ley no podía castigar.

Les recomiendo leerla, está muy buena.También se hicieron adaptaciones cinematográficas para quienes no gustan tanto de la lectura.

No hay comentarios: