viernes, 5 de febrero de 2010

Adolescente: ¿Con o sin causa?



Últimamente he convivido más que cualquiera con una puberta. Tiene 14 años y a los 13 tuvo su primer novio. Ella es una amiga, casi una hermana para mí...
La conocí cuando apenas tenía unos días de nacida, era tan chiquitita que todavía recuerdo cómo cabía prácticamente en la palma de la mano de su padre.
Esta niña ha pasado por muchos problemas, como muchos de su edad, más aún en el S XXI cuando el divorcio parece estar de moda.
No sé exactamente lo que implica ser madre, pues todavía no lo soy, pero a mis 23 años y conviviendo con infantes/ pubertos/ adolescentes, sé lo que quieren y lo que esperan...
Quieren seguir la moda que les impone la televisión o su cantante favorito. Esperan ser dueños de su libertad como si fueran unos adultos bien pensantes y razonables.
Muchas veces, el privarle de algunas cuestiones como por ejemplo ir a la pileta con los amigos porque es "peligroso" le afecta más que las peleas constantes entre sus padres. La privación no es la mejor opción.
Un adolescente (según mi percepción, no soy psicóloga, pero veo algunas cosas) desea experimentar las cosas que nosotros ya hemos pasado. El primer beso, el cuerpo deseado, las dietas, el alcohol, el tabaco, hasta me animaría a decir el sexo.
¿Lo haré? ¿Y si no me gusta? ¿Me voy arrepentir? son cuestionamientos que alguna vez se plantearon estos chicos.
Ahora expongo mi idea principal en este tema. El apoyo de los padres, sobretodo de la madre, ¿Es realmente una madre precavida o es sobreprotección? ¿Deja a su hijo/a experimentar o le da rienda suelta al libertinaje? Son las preguntas que yo me hago de vez en cuando, cuando miro a esta niña vivir su vida, cuando la veo planeando su gran fiesta de 15 años, cuando veo que poco a poco va perdiendo la inocencia...
Estos chicos merecen un poco de confianza por parte de sus padres, el apoyo que ellos necesitan deben encontrarlo en su hogar. Las respuestas a sus mil y un preguntas deben hallarlas dentro de esas cuatro paredes que los acojen día y noche...
Es menester guiarles por el camino que los llevará a toparse frente a frente con su "yo" y dejar de ser un "Adolescente sin causa"...
Es lo que pienso, podría estar equivocada, medítenlo...

2 comentarios:

Belén dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Belén dijo...

Lastimosamente, con esto de la nueva moda, tenemos chicas que a los 13 ya son más experimentadas que los mayores.. Recuerdo que a los 10 años, yo por lo menos, aún pensaba en peluches. Hoy, ese "amor" de los padres a ellos, los dejan hacer prácticamente todo lo que se les antoja.. Olvidan quien tiene la autoridad y que con ese gran afecto que les tienen es por ende con el que deben guiarlos...