viernes, 19 de marzo de 2010

¿Un gracias es suficiente?



Es la primera vez en mucho tiempo que alguien que sube al colectivo para "trabajar" llama mi atención. Era mediodía, sensación térmica de 50° aproximadamente (sin exajerar) y yo en medio de tanta gente haciendo camino para ir al fondo del bus.

Un joven de unos veintitantos años, jeans desgastados, remera desteñida y el pelo enrulado hasta los hombros (sin pinta de indigente) subió y muy respetuosamente pidió permiso al chofer para hablar a los pasajeros...

Tenía una carpeta color naranja bajo el brazo y de ella sacaba hojas con frases y dibujos... frases de desaliento, imágenes que ayudaban a comprender mejor aquellas palabras y él sonriente, bromista y simpático...

No hicieron falta varias palabras como por ejemplo "con el permiso del señor conductor y con el respeto que cada uno se merece" algo que ya me aprendí de memoria. Solo ganas de llevar lindos pensamientos, de decir que no todo está perdido en la vida, que siempre uno está peor que otro y que no hay que darse por vencido jamás...

Luego de las reflexiones ilustradas en cartulina de hilo con letras negras, el joven iba entregando un papel con un texto que transcribo a continuación:

Sabés?
importa poco que no entiendas
más importa que preguntes
que sepas que algo me pasa
que me gusta pero me desconcierta
que miro más allá del estrecho sendero
que separa las lunas resplandecientes
de los planetas que flotan sobre las cornizas doradas de
los bosques pedregosos infinitos de un futuro que
ni siquiera sabemos como será
que divago porque amanecí un poco tonto
que necesito decirte algo
y que es
altamente
recomendable
que me ayudes a encontras esas palabras

Lo que hizo para mí valió mucho más que las monedas que pude darle en ese momento. Quise preguntarle su nombre pero no, mejor que quede en el anonimato...
A un lado de la hoja un mail augustohumanista@hotmail.com

Gracias por hacer ese momento tan tedioso, molesto y furioso un momento de alegría... sí, me sentí muy alegre luego de eso, parecerá absurdo pero así fue... Aunque un gracias tal vez no sea suficiente...

5 comentarios:

-º-º-º- Flor dijo...

Hola Diana! llegue a tu blog porque comentase en el mio. Mi hermano es soltero, jajaja

Me gusta eso de sentirse feliz por los pequeños momentos de la vida. Es genial poder disfrutar de algo tan simple! me alegro por vos, (a mi me llevo mucho años de terapia... ))) creo que me cure! =)

nos estamos leyendo,
saludos

Verónica dijo...

A veces decir gracias no es suficiente, a mí me suele pasar a menudo. Siento un vacío en el alma y deseos de dar algo de mí, un abrazo por ejemplo.

Daiana Galeano dijo...

Hola Flor! si, "el blog de la negadora"...me llamó bastante la atención hace unos meses y seguí leyendo...para comprender a Brenda cap2 tuve que leer el primero y ahí vi el video jaja... espero estés bien, un saludo!

Vero, es cierto...y bueno, un abrazo es el mejor regalo, es de talla única y a nadie le importa que lo regreses así que a regalar abrazos! jeje...

len dijo...

Felicitaciones por el artículo !!!

Completamente de acuerdo contigo, no hay nada como la pasión para salir del adormecimiento y congelamiento que trae consigo la rutina.

Te hace ver la vida desde otra perspectiva y me hace pensar en una frase que escuche hace poco … “Vive cada día como si fuera el primero”

En algunas ocasiones vencer los miedos .. despiertan pasiones!!!

DaRa Galeano dijo...

Muchas gracias Ien por tus hermosas palabras...bienvenida! :)