lunes, 19 de abril de 2010

¿QUÉ?



Tantas cosas pasé últimamente que mi humor era bastante cambiante. La bendición más hermosa llegó el viernes a la mañana, una chiquitita de tres kilos y medio que se metió en el corazón con un simple suspiro.

Un día antes, un balde de agua fría a través del celular me despertó de un sueño muy bonito. Largos días con la incertidumbre, con esas palabras que me venían a la mente una y mil veces, esa imagen tan difícil de borrar, esas ganas locas de gritar que todo está bien pero no era así...

Cómo comprender que aquella mera suposición iba más allá...buscando quizás entreverse entre los lazos del presente, como un pequeño dentro de un laberinto buscando la salida...

Los pensamientos y remordimientos no me dejaban tranquila. No he hecho nada de lo que pueda arrepentirme en el futuro pero lo dudé, mi duda alimentó aquello que no tenía ni pies ni cabeza, ni principio ni final...

Un kamikaze de sensaciones absurdas y molestosas, un ¿QUÉ?...

Buscando explicación me encontraba...buscando el consejo de la amiga, buscando algunas palabras que ayuden a alumbrar este pensamiento que se volvía más oscuro...

Gracias por volver y darme la posibilidad de tranquilizar los ánimos y las emociones... Gracias por permitirme estar aún en tu vida y gracias por tus hermosas palabras, gracias por ser mi amigo y sacarme esta culpa que no tengo...

1 comentario:

Verónica dijo...

Qué lindo sentir tu calidad humana amiga! eres una chica no sé cómo explicarte con palabras. Ami te quiero mucho