domingo, 22 de mayo de 2011

Palabras de ida y vuelta


-Ya es madrugada, mi cansancio se hizo presente hace varias horas. Me encuentro acostada mas no logro dormir.Mis pensamientos no dejan de tenerte a vos como protagonista. Te sueño despierta, sintiendo tu cuerpo junto al mío cuando me abrazas. Tus besos, el fin de mi lucha, el comienzo de mis sueños. Y mis manos traviesas intentan explorarte. El sabor de tus labios pretende quedarse...dulce, suave, intensa, hermosa... 

-Es madrugada...reviven todos aquellos deseos que nos hacen sinceros cuando estamos a solas. Esas manos traviesas que recorren los sueños, lo dulce de tu aliento en mi cuello, no estamos lejos, los kilómetros nos separan, pero mi cuerpo está junto al tuyo... En ese espacio sin luces ni tiempo, en ese último beso que nos dimos en secreto... 

-En ese secreto tuyo y mío, donde te busco y te encuentro, donde podemos detener el tiempo. Donde los sentimientos inefables se vuelven intensos e incontenibles. En las palabras de nuestros cuerpos que nos envuelven y nos apartan del mundo. En este amor clandestino que vive y revive, que intenta y que logra, que siente, que ama, que besa...en cada llama que no se apaga, en tus ojos de mar infinito, allí me encuentro, allí te encuentro y te amo una vez más...