viernes, 8 de julio de 2011

Mírame

Estas palabras se encuentran prisioneras, esperando acaso a que les prestes atención. No quieren morir en la indiferencia, necesitan de tus oídos... estas preguntas necesitan de tus respuestas. 

¿Acaso deseas emprender un viaje sin importar nada? Mírame, estoy aquí, intentando que digas algo, que tu mirada me cuente historias, que tus labios susurren tus miedos. Mírame, estoy aquí, a escasos centímetros de tus manos, las cuales deseo entrelazar con las mías para brindarte la seguridad que buscas... 

Niña de ojos tristes, alza la vista, no llores. Mírame, aquí estoy... ofreciéndote mis abrazos cobertores...No huyas, ya no más.